Teletrabajo: La solución cuando el colchón no nos quiere dejar ir

Muchos de nosotros hemos llegado tarde a nuestro trabajo por culpa de nuestro colchón, sea porque tuvimos una noche pésima y aun no nos sentimos lo suficientemente descansados, o fuere debido a que tenemos una relación profunda con nuestro colchón y nos negamos a abandonarlo.

Sea como fuere, en ambos casos no queremos dejar nuestra cama y con la era digital ya no tiene que ser así. Existen actualmente muchas empresas que siguen la iniciativa del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) de fomentar el teletrabajo, dándoles a sus trabajadores la flexibilidad laboral que necesitan.

Aunque muchos puestos no han implementado de tiempo completo la modalidad de teletrabajo, esta es una que va creciendo a pasos agigantados, al punto que se ha cambiado la manera en como se negocian los contratos.

Las personas con su carga laboral semanal en la que incluyen una modalidad de teletrabajo están fomentando varios aspectos positivos en su vida a la vez. 

Como primera medida están ahorrando recursos que se destinarían al transporte y al consumo de alimentos por fuera del hogar, esto sumado al hecho que ganamos vida privada al eliminar el tiempo de los transportes y como último “perk” tenemos la posibilidad de realizar nuestro trabajo desde la comodidad de nuestro colchón.

Pero prepararse para el teletrabajo requiere de algunos aditamentos para hacer mucha mas confortable nuestro paso por la oficina/hogar.

Lo usual es conseguir un buen escritorio el cual podamos tener fácilmente ordenado, y lo suficientemente grande como para albergar cualquier pila de papeles que estemos usando en ese momento. Para quienes prefieren hacerlo desde el confort de sus colchones lo mejor sera una mesa ajustable donde quepa una laptop y alguna libreta de apuntes.

Para quienes quieren salir de las cobijas para trabajar también es necesaria una silla cómoda, preferiblemente con un soporte lumbar adecuado. En este punto pueden hacer un pequeño gasto extra pues es un bien que queda para ustedes, por lo cual ser tacaño no implica un gran ahorro.

También si estamos en un ambiente muy oscuro conseguir una lámpara que nos de la luz necesaria para no cansarnos constantemente puede ser una jugada inteligente.

En cuanto a los equipos electrónicos lo mejor es siempre contar con una laptop y una conexión a internet estable. 

La laptop es necesaria debido a que el teletrabajo no tendría sentido alguno si lo que hacemos es cambiar un espacio de cubículo por otro.  Un computador portátil nos brinda la flexibilidad para cambiar de ambiente en pocos segundos sin enredarse tanto, de manera que así podemos estar en nuestro colchón un momento para luego pasar al balcón o la cocina, y terminar de repente en nuestra cafetería favorita.

A esta laptop debemos sumarle algunos aditamentos en cuanto a hardware para que logremos el ambiente profesional adecuado, entre ellas incluir prioritariamente un servicio de respaldo para que nuestros archivos importantes no se pierdan, así como una vía de comunicación fiable con compañeros y superiores para estar informados a todo momento de las novedades.

Con todo este equipamiento y una buena taza de café estaremos preparados para trabajar desde el confort del hogar y la comodidad de nuestras camas.