Señales de que debe cambiar su vieja almohada



Uno de los artículos del hogar al que muchas veces restamos importancia sin entender que hace parte fundamental de nuestro proceso de descanso es la almohada, debido a que permanece cubierta por su respectiva funda usted podría estar omitiendo detalles de su estado físico que le advierten sobre la necesidad de un cambio. A continuación podrá ver siete señales que le da su almohada para informarle que su ciclo ha finalizado y necesita ser reemplazada.



Incomodidad

Si al dormir siente que no logra acomodarse con la almohada que usualmente le permitía descansar perfectamente o tiene que usar artimañas como doblarla o ponerla en una posición específica es una clara señal de que la hora de cambiar de almohada ha llegado.


Una vez al año

Aunque su almohada parezca estar en buen estado recuerde que esta acumula polvo, ácaros, sudor y mugre que pueden acarrear problemas respiratorios o en la piel de su rostro, por lo cual es importante reemplazarla anualmente o máximo después de dos años de uso.


Relleno

Si el relleno está acumulado en un solo sector de la almohada o se sienten grumos dentro de la misma, es decir el material de relleno se ha deteriorado debe reemplazarla a la mayor brevedad pues usarla en ese estado puede provocarle dolores de espalda y cuello.


Agujeros o manchas

Por higiene no debería esperar a que alguna de estas situaciones ocurra con su almohada, sin embargo, si su estado ha llegado a este punto, es recomendable que deseche almohada vieja y consiga una nueva inmediatamente.


La prueba de doblarla por la mitad

Si al doblar su almohada por la mitad vuelve a su posición original demasiado rápido o, por el contrario permanece doblada puede significar desgaste, una almohada en buen estado al ser doblada recuperará su forma habitual lentamente.


Alergia o rinitis

¿Amanece con alergias nasales o rinitis? esto puede deberse al polvo que acumula su almohada con el paso del tiempo, antes de acudir al médico o de ingerir medicamentos para las alergias leves puede probar con un cambio de almohada.


Cambio de colchón

Siempre que cambie su colchón es recomendable cambiar también sus almohadas para renovar totalmente su lugar de descanso y hacer de la experiencia de dormir un momento de relajación total.


Si aún no consigue una experiencia de descanso placentera visítenos para asesorarle sobre las opciones más acordes a sus necesidades.