Resolviendo el eterno dilema del colchón duro o blando


Una de las características comúnmente evaluadas a la hora de elegir un nuevo colchón, es la firmeza del mismo. También es la que prevalece a la hora de buscar opciones y la que más tienen en mente los compradores y usuarios al pensar en las características propias de un colchón.

En la determinación de la dureza de un colchón intervienen muchos factores, Uno de ellos son las condiciones especiales de salud que pueda sufrir quien hará uso del mismo. En este primer caso, lo mejor será consultar con un médico especialista que recomiende la mejor opción a su paciente, aunque normalmente se recomiendan los colchones de firmeza media.

El concepto de firmeza de un colchón es demasiado subjetivo: lo que para alguien pude ser muy duro, para otra persona puede parecer muy blando. También, pueden presentarse situaciones en las que el usuario pruebe un colchón de material viscoelástico y le parezca duro, sin tener en cuenta que al aumentar su temperatura con el calor corporal de quien lo us7 pasará a ser más blando.

Entonces ¿cómo determinar la firmeza adecuada para mí en mi próximo colchón?

La mejor forma de lograr seleccionar un colchón con la firmeza adecuada para ti es acudir a un lugar en el que expertos te den su asesoría. Preguntas como ¿Qué tipo de colchón tienes actualmente? ¿Cuánto tiempo de uso tiene ese colchón? ¿Ha cambiado el colchón a lo largo de los años? Además de la atención detallada de la contextura física de la persona que lo usará, su edad, hábitos a la hora de dormir y su historial médico pueden ser un buen punto de partida para ofrecer la mejor opción de firmeza a cada persona.

Recuerda que en Ramguiflex somos fabricantes de colchones, por lo cual tenemos expertos para asesorarte en la búsqueda de un colchón que supla todas tus necesidades y de calidad sin pagar más.