Índice de masa corporal: su incidencia en la compra de colchones

El índice de masa corporal es una relación ponderada de altura y peso en una persona, mediante este porcentaje, podemos conocer nuestro peso ideal y también nos ayuda en elecciones como la de un nuevo colchón. Este cálculo solo es válido para personas mayores de 18 años pues a esta edad se completa la etapa básica de crecimiento.

En esta tabla puedes ver la formula con la que puedes calcular tu IMC, para que lo hagas de forma correcta, debes usar el peso en términos de Kilos y tu altura en Metros.

 

O puedes ingresar en esta página para determinar tu índice de masa corporal. 

Una vez has determinado tu índice de masa corporal, puedes usarlo en la elección de tu próximo colchón; la razón es que basados en el peso y altura de una persona se puede determinar la constitución física de una persona y el tipo de colchón que le brindará un mejor soporte y, como consecuencia, un mejor descanso.

Una persona con un IMC superior a 25, que además se mueve al dormir y tiende a sentir calor en las noches, necesita un colchón de muelles o combinado de muelles y látex u otro material firme que proporcione una superficie donde la persona no tenga sensación de hundimiento y, por ende, tampoco aumente su temperatura corporal.

Por otro lado, una persona con un IMC inferior a 18.5 normalmente será friolenta y podrá elegir un colchón de viscoelástica, airvex o látex, para guardar el calor y la suavidad.

Ahora que conoces esta forma de elegir colchón, ponla en práctica a la hora de adquirir tu nuevo lugar de descanso.