Durmiendo con frío

Sabemos que para dormir cómodamente necesitamos de un colchón confortable, pero no sólo eso hace un buen sueño, pues también es necesario una temperatura agradable.


Pues así no es como lo ven las personas del Sleep On Ice, hotel de la localidad de Jukkasjarvi en Suecia, el cual abre sus puertas durante cuatro meses al año y el cual tiene la particularidad de estar completamente construido con bloques de hielo.


Allí los huéspedes podrán experimentar de primera mano una noche a 5 grados bajo cero en un ambiente de suites perfectamente diseñadas que integran los bloques de hielo como parte de la arquitectura y la decoración a la vez que mantienen un ambiente hogareño.


Pero no es necesario que los huéspedes se expongan a un caso de hipotermia en las habitaciones del Sleep On Ice, puesto que cuentan con un servicio incluido dentro de la tarifa en el cual prestan bolsas de dormir específicas para condiciones de tundra. Con ellas en mano los huéspedes podrán tener una de las mejores noches dentro de lo que parecería un palacio de hielo sacado de alguna leyenda o un cuento.


Aunque puede que las camas compuestas de bloques de hielo y pieles animales no sean el mayor atractivo de este hospedaje, podemos decir que este lugar tiene un encanto que atrae a los huéspedes.


Entre su decoración única, una rica oferta gastronómica o la aurora boreal que acompaña las noches y se observa desde las ventanas de las habitación, hacen de este lugar uno de los predilectos de aquellos que buscan una noche sin igual o una experiencia única en la vida.


Todos estos atractivos se reflejan en las reservas y la disponibilidad de una habitación, pues es casi imposible conseguir hospedaje si no se ha realizado la separación del cupo con anterioridad, por lo cual si deseamos pasar la noche admirando la aurora boreal desde nuestro fuerte helado debemos prepararnos con antelación.