Comprar un colchón no debe ser un martirio


Un colchón nuevo puede ser una gran inversión. Si se cuenta con buen dinero diferentes alternativas para comprar su colchón pueden llevarlo a negocioar con los mejores fabricantes de colchones, pero sin mucho dinero también puedes adquirir un buen colchón. Querer el mejor precio puede llevar a noches de insomnio. Para escoger su mejor opción en colchones asegurese de liberar los problemas comunes al comprar un colchón y proporciona consejos para asegurar que los consumidores tomen la dirección correcta para una buena noche.

Se asegura que un colchón debe ser reemplazado dependiendo de cuantos años lleva consigo. No hay un número mágico para decidir cuándo reemplazar un colchón. Sin embargo, los consumidores deben considerar el cambio de colchón cuando el nivel de comodidad comience a disminuir. Aparte de la firmeza los consumidores deben tener muy en cuenta la garantía, pólizas de retorno y tarifa de reposición antes de hacer una compra.


Dos consejos de los especialistas al comprar un colchón son:

Elija el lugar adecuado Compre directamente en el punto de venta, no es recomendable comprar un colchón por internet ni por teléfono, al menos que pruebe y se sienta seguro y comodo con el colchón. Antes de adquirir su colchón averigue sobre la garantía del almacen al que va a acudir. El reporte de esto le dará una referencia del grado de experiencia, limpieza y calidad de los fabricante de colchones.

Verifique que sea nuevo De acuerdo a diferente comisiones federales de comercio, “La forma más fácil de saber si esta comprando algo nuevo o usado es revisando la etiqueta del colchón. En la mayoría de los casos, un colchón nuevo tendrá una etiqueta blanca que indica si el colchón contiene ‘todo el material nuevo’”

Siguiendo estos dos pasos podrá tener garantía de lo que en verdad compra para su descanso y no tener dolores de cabeza con su compra, así que adquirir sus colchones no debe ser un martirio.