Cómo vencer el temor de los niños en sus habitaciones, ¡fuera monstruos!


Es muy común que el lugar donde se deberían sentir más seguros tus hijos, sea al que más le temen cuando están solos. Pero esto tiene solución. 

Lo primero que debes hacer es crear un espacio divertido, cómodo y personalizado. Deben tener una habitación por la cual sientan pertenencia. La mejor forma de lograr esto, es convertirlo en más que un dormitorio, sino en un lugar para jugar y soñar. 

El colchón debe ser su lugar favorito

Aunque debe ser muy apropiado para dormir, ellos deben verlo más allá de eso, porque dormir para la mayoría de los niños es sinónimo de aburrimiento. Debes permitirle usar el colchón para otros usos diferentes para el que fue destinado; por ejemplo: como trampolín, mesa de juegos, sitio para leer y colorear, repisa para los juguetes, etc. 

La oscuridad no debe ser un temor

La mejor forma de superarlo es enfrentándolo a ella, pero se debe hacer de forma divertida. Empieza por jugar con ellos en la habitación en situaciones que requieran oscuridad, como generar un "campamento" y donde se usen utensilios propios como las almohadas y el colchón. Además, puedes jugar con ellos al momento de dormir, por ejemplo jugar a las "sombras chinas", esas figuras que puedes proyectar al techo con tus manos y una luz tenue, algo que pueden realizar cuando ya estén acostados cómodamente. Por último, recuerda que dijimos que la cama y el colchón puede ser el sitio para colorear, y lo puedes realizar a oscuras con ayuda de pinturas y colores que brillen en la oscuridad. 

Primero compra la cama y después el colchón

Actualmente existen innumerables diseños infantiles para la cama de tus hijos. Son camas que simulan autos, naves, castillos y demás "mundos imaginarios" ideales para que la habitación sea el lugar preferido de los más pequeños del hogar. Después de haber adquirido el diseño que tu hijo quiere, acude a un proveedor experto de colchones, enséñale la cama que compraste y pide asesoría para elegir el colchón adecuado. Te debes estar preguntando porqué, y la razón se debe a que dependiendo de la altura de tu hijo y de la cama, se debe seleccionar el ancho del colchón, porque de nada sirve una cama divertida y un colchón cómodo, si tu hijo no puede acceder fácilmente a él. 

El colchón debe ser creado especialmente para niños

Un niño casi siempre quiere estar en cama de sus padres que en la propia, porque para él son iguales con la diferencia que se siente más seguro en tu cama. Sin embargo, como la diversión es una buena forma de vencer temores, existen proveedores como Ramguiflex que ofrecen colchones con los motivos infantiles tradicionales y los de moda, para captar la atención de los niños con base en sus gustos y personalidad. Notarás que con el tiempo, para tu hijo será más divertido irse a dormir en compañía de sus amigos de 'Disney', que quedarse a descansar contigo. Le generarás independencia que tanto bien les hace.