¿Cómo elegir unas buenas sabanas?

Las sabanas son ese pedazo de cielo en la tierra para muchos de nosotros que, al llegar cansados luego del trabajo, solo soñamos con pasar una placida noche meciéndonos en ellas, sin embargo, no siempre es sencillo seleccionar unas sábanas adecuadas, pero aquí te contaremos que factores debes tener en cuenta:


Material

Aunque se puede pensar que las sabanas 100% algodón son las de mejor calidad, una mezcla con poliéster también hace sabanas buenas pues ayuda a que se arruguen menos y tengan mayor resistencia a las altas temperaturas, esto último es muy útil para personas que sufran de alergias u otros problemas de salud que les obliguen a lavar su ropa de cama a altas temperaturas.

El lino es otra gran opción en cuanto a materiales, son durables, aunque pueden costar un poco más.

Número de hilos

El conteo de hilos corresponde a la cantidad de hilos que componen 1 pulgada cuadrada de la tela, aunque se ha popularizado la creencia de que una mayor cantidad de hilos es siempre sinónimo de calidad, la verdad es que no es así.

Un número entre 180 y 400 hilos está bien desde que la calidad de los mismos sea óptima. En el mercado podrá encontrar sabanas de hasta 1000 hilos.

Tacto

La mejor forma de determinar si tus sabanas se ajustan a lo que quieres es pasar tu mano sobre ellas, sentirlas siempre te dará una idea de su calidad.

Colores

Aunque no parezca un factor importante, es recomendable optar por sabanas en colores claros pues pueden aportarte un mejor descanso.

Tamaño

Es fundamental que tus sabanas se ajusten perfectamente al colchón, el fabricante de colchones te brindará la medida exacta de este y así, podrás elegir unas sábanas que no se salgan durante la noche.

Recuerda que un buen colchón y almohadas cómodas serán la base de una buena noche de descanso, así que, si estás pensando en comprar sabanas, te recomendamos evaluar primero la calidad de tu colchón.