Arrugas del sueño, así las evitarás y dormirás sin temor a envejecer


No solo debes tomar medidas para evitar las arrugas cuando estás despierto, también cuando duermes. 

Las arrugas del sueño se deben a acción de elementos externos que presionan, tensan o pliegan nuestra piel. Algunas se contraen en sentido contrario a la línea de expresión. Si nos fijamos te fijas en las expresiones, puedes ver que hay arrugas que van opuestas a la contracción de los músculos. Estas son algunas recomendaciones para evitar estas indeseables arrugas.

¿Te has preguntado cómo duermes?

Lo primero que debes hacer es averiguar cómo duermes. La mayoría de las personas creen saberlo, pero en realidad desconocen cómo lo hacen, y es normal porque durante el sueño realizamos movimientos involuntarios. La mejor forma de saberlo es preguntarlo a tu pareja si duermes acompañado. Pero si lo haces solo, te aconsejamos grabarte mientras duermes y después revisar el video, ¡con seguridad te sorprenderás! 

Consulta a un médico especialista

Los especialistas en medicina te pueden decir cuáles posturas y hábitos te están generando malestares en tu salud, como las arrugas, y la forma para mejorar. Pregunta sobre cómo debería ser las posturas adecuadas y en qué puede influir el colchón. Con seguridad te darán algunos consejos que te servirán en el momento de elegir el colchón ideal. 

¿Cuál sería el mejor colchón para evitar las arrugas del sueño?

En realidad no existe un colchón que proporcione esta solución a las personas, porque depende de la postura al momento de dormir. Por esta razón, también es recomendable acudir a expertos en la fabricación y distribución de colchones, que puedan dar una asesoría personalizada, y quienes te aconsejarán sobre cuál es el mejor colchón según tus hábitos de descanso y sueño. 

Cuidados que puedes practicar desde hoy 

Los expertos consideran que la mejor postura para dormir es boca arriba, con la espalda apoyada sobre el colchón (un colchón adecuado para tu cuerpo). En todo momento se debe evitar la posición de lado o boca abajo, porque esto implicará que el rostro permanezca aplastado contra al almohada favoreciendo la aparición de pliegues. Además, no dejes de lado tus hábitos normales de belleza, como son: desmaquillarte cada noche, usar cremas especiales para evitar arrugas, exfoliar la cara por lo menos una vez a la semana, y todos esos trucos de belleza que adoras.