10 consejos para lograr tus sueños, ¡es más fácil de lo que crees!

1. Acuéstate temprano

La publicación "Sleep and Biological Rythms" (sueño y ritmos biológicos) aseguró por medio de un estudio que las personas que se quedaban despiertos hasta más tarde lograron sueños desagradables. Por otra parte, aquellos que dormían más temprano disfrutaban de buenos sueños. Recomendamos que intentes acostarte una hora más temprano de lo normal  y en un colchón placentero, para que después evalúes los resultados. 

2. Controla tu alimentación 

La alimentación influye mucho en la calidad del sueño, por esta razón te invitamos a que realices diferentes experimentos, como puede ser: comer mínimo dos horas antes de dormir, disminuir el uso de cafeína, reducir la cantidad que ingieres en las noches. 

3. Maneja muy bien el estrés

Deja de lado ese dicho que dice: "lo consultaré con la almohada". No lleves los problemas y situaciones complejas a la cama, el colchón se hizo para descansar y relajarte, no para solucionar situaciones complicadas que generan estrés. 

4. Bájale al ritmo antes de dormir

Tómate unos minutos antes de dormir para despejar un poco la mente y dejar de lado todas las situaciones aceleradas que tuviste durante el día. Tomar una bebida caliente, leer algunas páginas de un libro o escuchar un poco de música relajante, son acciones que harán tus sueños más placenteros. Todo esto es algo que puedes realizar desde la comodidad de tu colchón.

5. Rodéate de plantas

El aroma de las plantas es muy relajante según los estudios que se han realizado y sirven para incentivar sueños agradables. Las flores y, sobretodo las rosas, tienen los aromas más recomendables para la relajación mientras duermes. 

6. Medita un poco

La meditación despeja la mente de negativismos que impiden tener un buen sueño. Cuando te acuestes en tu cómodo colchón para intentar conciliar el sueño, enfoca toda tu atención en el hecho de que te estás quedándote dormido y que estás a punto de entrar a un estado de sueño.

7. Decide lo que quieres soñar

En el momento que estés buscando tu estado de sueño, procura imaginar colores, olores, texturas y cosas que te gusten. Por lo general, estas imágenes se postergarán durante toda la noche, permitiéndote descansar mucho mejor. Aprovecha tu colchón, no utilices solo una parte de él, ubícate en el centro y disfruta el espacio. 

8. Apaga todas las luces

Dormir en la oscuridad mantendrá elevados tus niveles de melatonina, hará que tengas mejores sueños y también podrás recordarlos más. Lo ideal es que no haya diferencia en la oscuridad que ves cuando abres y cierras tus ojos mientras estás acostado. 

9. Piensa en cosas bonitas hasta que duermas

Normalmente si piensas en algo terrible, tu sueño será desagradable. Intenta tener un sueño pacífico alimentando tus sentidos con situaciones y cosas muy bonitas que hayas tenido en durante en el día o en tiempos pasados. 

10. No te levantes de inmediato

Si invertiste en un colchón ideal para ti, debes disfrutarlo y no solo se hace durmiendo. Cuando despiertes no te levantes de inmediato, tómate tu tiempo para relajarte, pensar lo bueno que tendrás durante el día y, porqué no, dormir de nuevo si puedes hacerlo.